Misión, visión y valores

Conocé más sobre los documentos en que se concentran las bases de nuestra propuesta educativa, visitando el Proyecto Educativo del Movimiento Scout del Uruguay

Misión

Somos un Movimiento de jóvenes, niños y adultos, comprometidos libre y voluntariamente con la transformación de nosotros mismos y de nuestra sociedad, mediante la acción educativa.

Buscamos el desarrollo armónico e integral de hombres y mujeres en su singularidad e identidad cultual, sin ningún tipo de distinción; unidos por el vínculo del amor entre seres humanos, sustentado en el respeto y la aceptación mutua.

Conscientes de la responsabilidad de cada uno como agente activo en la construcción de sí mismo y de su entorno, optamos por una educación no formal, que busca el desarrollo de la capacidad de sentir, pensar y actuar de acuerdo a un sistema de valores libremente asumido.

Promovemos el compromiso activo y responsable de cada persona hacia el cuidado de la naturaleza, la construcción cotidiana de sus comunidades, y el reconocimiento de la dignidad del individuo.

La persona que promovemos

Como Movimiento nos abocamos a la construcción de un mundo mejor. Para eso, buscamos aportar a la formación de una persona que desarrolle determinadas características, capaz de transformar la realidad. Entendemos que debe ser una persona

  • íntegra, que se esfuerza por ser coherente en su estilo de vida con los valores que ha asumido.
  • con actitud positiva frente a la vida y la capacidad de afrontar sus frustraciones y superarlas.
  • autónoma y autocrítica, que su proyecto de vida contiene una búsqueda constante de oportunidades para crecer.
  • asertiva y que se preocupa de sí misma, de sus deberes, de sus derechos y los derechos de los demás.
  • que integra el servicio a su vocación, que no teme desafiar lo establecido en la construcción de un proyecto comunitario e inclusivo y en la búsqueda imperiosa de una sociedad más justa y solidaria.
  • que valora su cuerpo, y en consecuencia, se esfuerza para cuidarlo y respetarlo, manteniendo las bases de una vida sana.
  • que asume y vive en forma libre y responsable su sexualidad y respeta la de los demás.
  • capaz de reconocer, valorar y vivir en la diversidad
  • que genera y promueve sus vínculos personales desde el amor y la empatía
  • que se relaciona con el mundo a través de una mirada crítica y creativa.
  • con sentido de trascendencia, que vive y comparte su fe integrándola a su vida y en sus relaciones, buscando el entendimiento y comprensión de otras creencias.
  • que promueve un espacio digno para la convivencia, cuidando la naturaleza y el medio ambiente.

El mundo al que apostamos

Como Movimiento pretendemos construir un mundo mejor. En el Uruguay de hoy, un mundo mejor significa

  • que el acceso a una educación y trabajos dignos sean una realidad para todos, brindando oportunidades para el desarrollo de cada persona de acuerdo a su vocación.
  • que las expresiones culturales sean un reflejo de las diversas realidades que las motivan, sin que se legitimen determinadas expresiones marginando al resto.
  • que cada uno asuma como propia la invitación a crecer en todas sus dimensiones, en un mundo donde su origen y realidad no condicione sus posibilidades de ser.
  • que se establezcan vínculos de cooperación entre las personas, donde la competencia sea con uno mismo y no con el otro.
  • que todos puedan aportar, desde sus posibilidades, a la construcción de una sociedad más justa y humana.
  • que la diversidad, en su sentido más amplio, sea la clave para valorar el carácter esencialmente distinto de cada uno.
  • que las personas se conciban como parte integral de la naturaleza, asumiendo su cuidado y defensa, y se valoren conscientemente los recursos naturales.
  • que cada uno tenga la libertad de explorar los diversos caminos de la fe, en armonía y diálogo con otras opciones.
  • que existan espacios para una flexion íntima y profunda de lo que cada uno es a partir de lo que hace, y no se aliene en una rutina de la acción por la acción misma.